domingo, 16 de julio de 2017

Oxapampa, regalo de Dios

Hoy hace una semana Dios me regaló conocer Oxapampa  a través del servicio de EJE. Fue una experiencia  enriquecedora para mi fe. El desafío de lograr que 60 chicos de cuarto y quinto de secundaria conocieran al amigo que nunca falla, fue realmente una prueba de fe.

Un paisaje maravilloso nos recibió el viernes 7 de julio, verde por donde mirarás, montes llenos de verdor. Una tranquilidad de calles que en Lima no sé ve y el cariño de las Madre Vilma de la Congregación de Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor, fue nuestro primer contacto con Oxapampa al llegar a las 7:30 a.m. de esa fría mañana.

Un rico desayuno nos esperaba, además de las ganas de empezar a trabajar y conocer a los chicos por lo que estábamos trabajando hace 2 meses, parecía lejano el día en que convocamos al Equipo y todos dijeron sí, incluso los que ya son padres. Todos por Cristo, más, más y más, emocionados por servir. Por cumplir el sueño de nuestro buen amigo Pablo. EJE más allá de San Pío X.

EJE no se cuenta se vive, bajo esa premisa los 60 jóvenes se convirtieron en los primeros ejistas de Oxapampa. Tenemos mucha esperanza en ellos, sé que Jesús cuenta con ellos para evangelizar a otros jóvenes de su comunidad. Oro por eso.

En cuanto al Equipo que viajamos todos regresamos renovados en el entusiasmo de servir a Cristo, más allá de nuestras edades, todos hablamos el mismo idioma de Cristo. Fue bien paja trabajar con mis amigos, con los que formaron mi fe, con los que me enseñaron a trabajar por Cristo con su ejemplo. Me sentí de 16 años cuando entre al Equipo en 1993 y tenía tantas ganas de servir, de aprender. Sin duda este retiro fue de Jesús, él se encargó de enseñarnos que la perfección no existe, que él sabe lo que es mejor para nosotros.







Te quedas en mi corazón Oxapampa, gracias por lo aprendido y gracias por enseñarme que Dios hace todo perfecto. 

sábado, 20 de mayo de 2017

Los 30’s de la madurez y el autodescubrimiento

Cuando empecé a escribir mi blog “Hitomi cumple 30” no tenía ni idea de que significaba llegar a los 30 años. Había escuchado muchas historias: “Si no estás casada para los 30’s caducaste, ya no te casarás nunca. O la que hasta hoy me parece la más divertida: “Las mujeres después de los 25 años, son seres amables” frase predilecta de un amigo que la usaba para justificar su predilección por las “chibolas”.

Hoy a solo unos meses de cumplir 40 años, pienso que los 30’s ha sido la mejor década de mi vida, con sus altas y bajas, con sus días grises en que solo llorar me calmaba, la década de los desafíos y del emprendimiento, de la desilusión del mundo corporativo y de cerrar mi década volviendo a ser empleada de una compañía. De avanzar nunca retroceder, aunque en algunas etapas de mi vida, he creído retroceder, pero allí han estado mis buenos amigos para recordarme todo lo que he alcanzado. Hoy puedo decir que estoy satisfecha con todo lo logrado, sobre todo esas grandes batallas por aceptarme a mí misma, ese amarme como soy, esa fue una lucha desde niña y hoy con la ayuda de Dios puedo decir que la gané.

Hoy tengo la oportunidad de aprender de mis errores, de usarlos de lecciones, sigo cometiendo algunos de ellos, pero ¡vamos, no soy perfecta! Si lo fuera ya sería couch de vida jajaja!! O tendría libros por allí. Pero sí tengo la certeza de ser una mujer que sabe lo que quiere, que tiene clara sus prioridades y sabe que camino no volvería a tomar.

He vuelto a escribir en esta bitácora olvidada, quizás con el deseo que alguien se identifique conmigo o que me cuente que es llegar a los 40, no habrá versión de Hitomi cumple 40, eso lo sé. Es tiempo de dejar en el misterio lo que viva en los 40’s, quiero dejar el Facebook, no sé si lo lograré, pero esa será mi nueva batalla, quiero vivir una vida alejada lo más que pueda de la tecnología, volver a mis diarios, a mis horas de lecturas, a mis caminatas solitarias disfrutando el viento, la lluvia y el sol.
Hoy sé que Dios me cuida, esa ha sido la meta más grandiosa que he alcanzado, tener la confianza que Dios quiere lo mejor para mí, volví a sentirme niña en la oración. Hoy tengo mayor compromiso con mi Iglesia, con mi Flaquito lindo Jesús. Hoy entiendo más a mi Iglesia, más a mi Dios y eso quiero compartirlo con los jóvenes. Por eso, volví a EJE porque Jesús me lo pidió y a él no puedo fallarle. Las pruebas han sido intensas en el campo espiritual, ya les contaré.

Hoy que veo como mis amigas más amadas llegan a los 40, es inevitable pensar, que el tiempo no pasa en vano y que realmente a los 40 sabes quienes serán parte de tu vida siempre. Allí están mis hermanas del colegio: Las de Lima, de Japón, de Australia y España. Porque hoy la tecnología nos permite estar cerca y eso hay que aprovecharlo bien.


Hoy, como me gusta esa palabra. Hoy es un regalo, es un “presente” como lo usemos dependerá de nosotros. No fue una semana grandiosa pero ya acabo, y recargo las baterías escribiendo para lanzarme a la aventura de los últimos meses con 39 años. 

2:25 P.M.

jueves, 29 de septiembre de 2016

Despidiendo mis 30’s

Cuando empecé mi blog hace 10 años, lo inicie con ilusión con esa curiosidad de leerme después de terminar mi década de los 30’s. Hoy cuando mira hacia atrás y leo los post que escribí me he dado cuenta que en muchos años, el ritmo intenso de mi trabajo en Telefónica no me daba tiempo para escribir como hubiera querido. Hoy quiero escribir todo en solo unos días, cosa que es una locura.

Miro con agradecimiento esta década que ya se va, sin duda la mejor para mí. La transición de los 20’s a los 30’s significó para mí madurar, hubo años en que escuché mucho a los demás, tratando de satisfacer a todos, años en que sufrí demasiado por amor, hoy ya no lo haría. Deje atrás ese amor platónico al cual le agradezco mis mejores años de escritura en mi diario personal, las mejores lecturas, los lugares que conocí gracias a él, mi eterno agradecimiento. Él siempre ocupará un lugar especial en mi corazón, eso fue lo mejor de mis 20’s.

A los 29 ingresé a Herbalife como asociada, fue como un presagio de todo lo que significaría cambiar. Así la di la bienvenida a los 30’s iniciando un negocio de bienestar, en el que aprendí y sigo aprendiendo. Al que abandoné cuando deje que esas voces me dijeran que no podía hacerlo. Los años que estuve alejada de Herbalife fueron los más duros para mí. Y Dios tenía planeado recuperarme gracias a Herbalife, que fue el medio por el que volví al servicio de Dios, en ese ambiente conocí personas que como yo buscaban a Dios y servirle. Hoy más convencida que nunca que Dios siempre sabe lo que es mejor para mí.

Luego estuvieron los años en que la frustración de no tener lo que quería, me apagaron, me mellaron mi autoestima, mi alegría, me apagaron. Me convertí en una Vanessa que miraba al espejo y no la reconocía. Fueron dos años de evaluar que quería hacer de mi vida antes de llegar a los 40, ¿qué es lo que realmente me apasiona? Había leído en los libros que uno debe estar donde los ojos le brillen, donde sonrías, donde te apasione estar. ¿Yo me preguntaba cuál era ese lugar?

Fueron dos años de llanto, de no querer levantarme para ir a trabajar, y lo digo con sinceridad, no se trataba de mi trabajo, se trataba de mí. Porque los trabajos tradicionales tienen sus reglas, su mecánica y uno los acepta cuando firma un contrato. Se trataba de lo que realmente anhelaba en mi vida. Algunas personas que no me conocen muy bien, me dicen que fue valiente renunciar a mi estabilidad en Telefónica, más que valiente fue la decisión más importante que he tomado para mí, ha sido la primera vez en mi etapa adulta que tomé una decisión pensando solo en mí, que me tomó dos años, de no dormir, de tener pesadillas pensando que pasaría si renunciaba, ¿tendría para comer? ¿Para pagar mis cuentas? ¿Y saben? Dios se encargó de darme la respuesta hace 3 años y medio, saben de mi amor por Dios y del poder de la oración, yo me deje en sus manos y él fue quien me la dio, fue mostrándome su amor en cada paso. Y la decisión la tomé después de orar. Algunos dirán que Dios no existe, otros que me he fumado los productos (Esa respuesta es la que más gracia me da) pero les puedo asegurar que cuando realmente nos abandonamos en Dios, él te da la respuesta.

Hoy después de 6 meses fuera de una oficina, de todo lo que he vivido y aprendido como independiente, solo puedo decir Gracias Dios, aún hay mucho camino por delante y me emociona saber que lo mejor está por venir. Que tengo un año maravilloso para crecer en todo sentido personal, espiritual, profesional y familiar, que depende ahora solo de mí avanzar. No me voy a dar por vencida, la carrera aun empieza y soy una mujer con alta resistencia. Me emociona saber que todos los días tengo la oportunidad de hablar con una persona más, de almorzar con mi familia que lo que más deseo hacer hasta que Dios me lo permita o mi corazón ya este listo para cuidar al corazón que Dios me enviará.

Hoy más animada con lo que empezaré en octubre, más feliz de quien soy, no espero nada de las personas, eso me ha quitado un peso enorme, si me sorprenden gratamente, aceptaré el regalo, sino me responden como quisiera, también sonreiré porque es más lindo hacer las cosas porque te gusta y no por agradecerle a los demás. Los que realmente me conocen saben que estaré para ellos cuando me necesiten. Hoy más que nunca me siento más cerca de Dios, más agradecida de haber nacido en Perú, de tener  la familia, los amigos, los socios que tengo porque cada uno de ellos son valiosos para mí y sé que yo soy valiosa para ellos.

38 años fueron intensos, de aprendizaje, de alegrías y despedidas. Partieron a la casa del Padre Eterno mis tíos queridos Raúl, Jorge, María. Hoy es  cumpleaños de Daniel, mi tío que falleció hace 5 años, a la edad que yo cumpliré el próximo miércoles: 39 años. El más joven de todos mis tíos, su partida ha sido una de las más dolorosas para mi familia. De su partida temprana aprendí a decir lo que siento en el momento a mi familia, a abrazar más, a decir más te amos. Hoy mi querido Dani sé que estas  siendo abrazado por mi abuelita Zoila y los ángeles cantan para ti. Allí en el cielo eres realmente feliz.  

La partida de mis amados abuelitos Moisés y Naty, a quienes extraño todos los días, me dejo la certeza que había crecido, que ya no era una niña y que la muerte de mis seres amados ya no era tan lejana. Cuando los extraño demasiado,  cierro mis ojos y traigo a mi memoria un recuerdo con ellos y sonrió. Prefiero no recordar sus últimos momentos porque son demasiados tristes, la muerte tiene una antesala dolorosa, que la fe que tenía en ese momento me permito entender pero no por eso puede dejar de llorar. Cuando me toque partir de esta tierra, sé que no me diré: ¿Por qué no hice esto? Desde hoy trabajare para que cuando llegue ese momento diga: Me voy feliz, cumplí todos mis sueños y sonreí todos los días. Y si Dios me lo permite, mis ojos se cerraran viendo a la familia que formaré frente a mí.



martes, 21 de junio de 2016

Oración de Antonie de Saint- Exupéry para pedir sencillez

Hermosa oración que compartió hoy el sitio Aleteia, de Antonie de Saint-Exupéry,  autor de mi libro favorito El Principito. Me sorprendí que él fuera religioso, he copiado su oración en mi cuaderno de oraciones, desde hoy la recitaré diariamente. Espero que tú también te animes a hacerlo

http://es.aleteia.org/2016/06/21/oracion-de-el-principito-ensename-el-arte-de-los-pequenos-pasos/


Antoine de Saint-Exupéry, autor del famosísimo “El Principito” y gran aviador que se alistó en la marina francesa durante la Segunda Guerra Mundial, en un período particular de su vida, escribió esta bella oración al Señor para pedirle un regalo raramente invocado: aquel de la sencillez y de la fidelidad tranquila y serena en las pequeñas decisiones de cada día.


No pido milagros y visiones, Señor, pido la fuerza para la vida diaria. Enséñame el arte de los pequeños pasos.

Hazme hábil y creativo para notar a tiempo, en la multiplicidad y variedad de lo cotidiano, los conocimientos y experiencias que me atañen personalmente.

Ayúdame a distribuir correctamente mí tiempo: dame la capacidad de distinguir lo esencial de lo secundario.

Te pido fuerza, auto-control y equilibrio para no dejarme llevar por la vida y organizar sabiamente el curso del día.

Ayúdame a hacer cada cosa de mi presente lo mejor posible, y a reconocer que esta hora es la más importante.

Guárdame de la ingenua creencia de que en la vida todo debe salir bien. Otórgame la lucidez de reconocer que las dificultades, las derrotas y los fracasos son oportunidades en la vida para crecer y madurar.

Envíame en el momento justo a alguien que tenga el valor de decirme la verdad con amor.

Haz de mí un ser humano que se sienta unido a los que sufren. Permíteme entregarles en el momento preciso un instante de bondad, con o sin palabras.

No me des lo que yo pido, sino lo que necesito. En tus manos me entrego.

¡Enséñame el arte de los pequeños pasos!


domingo, 10 de abril de 2016

De vuelta después de un año

Han pasado tantas cosas en el último año desde que escribí mi último post. Este es mi último año en la base 3. Me parece increíble que ya vaya a cumplir 10 años este blog que cree con la expectativa de compartir mis experiencias en este década que parecía tan fastidiosa de llegar, al menos para mis amigas. En esta noche dominguera puedo declarar con alegría que ha sido la mejor y más retadora década de mi vida.

Este año cumplo 39 años, con un nuevo reto por delante: Hacer crecer mi negocio Herbalife, es un reto realmente importante para mí y que sé que me hará crecer en todos sentidos. Una nueva aventura sin perder mi escencia. En algún momento de estos tres últimos años sentí que perdí el rumbo, gracias a Dios me ayudo a encontrar el camino y la fortaleza para tomar decisiones más en la línea de lo que quiero.

Retomaré escribir en este blog, espero que mis primeros lectores me acompañen nuevamente. Hoy empezamos la aventura de este último año en la década de los treinta, sin lugar a dudas lo mejor esta por venir.


V.C.Y
10:46 p.m.

domingo, 26 de abril de 2015

¡Con ganas locas de escribir!

Me parece que hace miles de años no escribo. Hoy domingo tengo unas ganas locas de escribir, aunque solo sea por el placer de sentir libertad, de sacar los pensamientos a pasear.

En estas últimas 4 semanas mi versión “Anti” ha hecho de las suyas, me convirtió en una mujer quejoza y como que todo se alineo para que todo fuera “Terrible” y lo pongo entre comillas porque en realidad fue el bien disfrazado de mal, ¡Aprendí! Lecciones que llevaba como quinta nota, Dios ha sido generoso conmigo, me permitió aprender, pasar el examen y de grado. Fue doloroso y valió la pena. Ahora estoy lista para mirar con fe lo que viene.

Es increíble como puedes desencantarte de las personas, es como si un hechizo se deshiciera y te mostrará la verdadera naturaleza de las personas que se muestran como tus “Amigos” se escudan en frases como: “Por qué soy tu amigo te lo digo” “Quien mejor que yo para decírtelo” Y el peor: Te enteras porque de “casualidad” escuchaste lo que decía de ti, cuando creía que no estabas.  Ha sido unas semanas de aprendizaje acelerado.

 Hace 8 años la frase: “No lo tomes personal” me molestaba, ahora la entiendo y hasta lo agradezco cuando me lo dicen porque si te lo dicen es para mejorar. Quisiera condensar en una sola frase lo aprendido y no puedo. Llevaba semanas buscando una respuesta, oraba y le decía a Jesús: “Dime ¿cuál es la respuesta? Y como solo Dios sabe hacerlo me lo dijo en oración y como para que no me quedará dudas me lo dijo a través del sacerdote que me confesó hace una semana: “Nosotros vivimos no para agradar a los hombres, sino para agradar  a Dios”. Este ha sido la gran lucha de mi vida desde mi adolescencia porque no siempre agradar  a Dios es el camino más hermoso. No, pero vale la pena. Solo he sido consiente del valor que tiene servir a Dios cuando escuché su voz diciéndomelo, ¿a Dios no le voy  a discutir? ¿Verdad? Sería el colmo de la soberbia hacerlo. He meditado su mensaje y también el mensaje del sacerdote: Vivimos para agradar a Dios.

No me arrepiento ni un minuto de decidir servirlo, dejando los excesos del mundo. Sé soy juzgada por mis conocidos y no me importa porque sé que le agrado a Dios y debo hacer el 110% para que Dios se sienta más orgulloso de mí.

Esta semana empecé la metamorfosis del pensamiento, y cuando lo decides, el de la cola fastidia más, allí es cuando la oración y el deseo ardiente de agradarle a Dios debe ser lo primero. No trato de convencer a nadie de que crea en Dios, pienso que cada persona tiene su momento con él, pero en lo que sí me debo preocupar es en ser ejemplo de seguidora de Cristo.

No me detendré porque sí abandono mi proyecto, seré una más del montón, y me fallaré  a mí mismo. En Dios encuentro mi paz y prosperidad. Ahora a cuidar en esta nueva semana mis pensamientos y acciones. Lo logre durante el ayuno de malas palabras y críticas. Pensé que no lo lograría y pude. Eso me demuestra que cuando el por qué es fuerte, el cómo aparece.


En este nuevo domingo me comprometo nuevamente con mis sueños y con la medicina llamada sonrisa.

viernes, 31 de octubre de 2014

El milagro de la Eucaristía

Esta tarde de viernes, he quedado profundamente conmovida por el video del doctor Ricardo Castañon, es un científico que dejo de ser ateo al investigar el “fenómeno” de las hostias consagradas de las que brotan sangre y carne, pues bien, yo tengo fe y me quede sorprendida por las revelaciones de su estudio científico. Abrí por “casualidad” mi twitter y el titular: “Milagros Eucarísticos” Científico Ex-Ateo Afirma que Jesús Vivo está en la Eucaristía” llamó mi atención, quizás porque hace unos meses una foto de una hostia consagrada que parecía sangre, llamó mi atención en el Facebook de una amiga… Esta tarde Dios tenía reservada una revelación para que crea y comparta.
Por fe sé que en la Consagración la hostia se convierte en sangre y cuerpo de Jesús, nunca lo he dudado pero no sabía cómo explicarle a un no creyente que Dios está allí, en esa forma, en esa sencilla hostia que adquiere una dimensión sobrenatural cuando el sacerdote la eleva invocando al Espíritu Santo… Para Dios nos han imposibles, ya Jesús me lo había dicho: “¿Dónde está tu fe? ¿Te dices una mujer de fe? Entonces por qué dudas que yo estoy contigo.” Aquella vez me levante enojada al escuchar su mensaje, hoy debo confesar avergonzada que fue mi vanidad la que tomó por asalto mi alma y ahogo la humildad que todo católico debe tener para aceptar la corrección de Dios, porque él nos corrige con amor.

Después de ver el testimonio del doctor Castañon, no dudo más que Dios cumple cada una de sus promesas, sobre todo la más hermosa de todas: “Yo estaré con ustedes hasta el final de los tiempos”, que grande es el amor de Dios por nosotros, me siento muy conmovida. Como Dios nos va revelando a nuestro tiempo verdades que antes solo aceptabas por fe, hoy puedo entender un poco más el plan que Dios tiene para mí, amo a mi Iglesia con el corazón y el alma, para defenderla me faltan aún muchas herramientas como estudio bíblico.


Los invito a mirar el video que aquí comparto, hay argumentos muy interesantes para el maravilloso milagro de amor llamado: Eucaristía… Vayamos al encuentro del Señor cada domingo con alegría, no seamos parte del 85% de católicos que no van a misa. Llena tu corazón del amor de Dios y esforcémonos en amar como él, por eso Jesús se hizo hombre para mostrarnos el camino correcto para llegar al Padre, porque nadie llega al Padre sino es por el hijo. Amen. 

http://www.mastvenvivo.com/milagros-eucaristicos-cientifico-ex-ateo-afirma-que-jesus-vivo-esta-en-la-eucaristia/